Non Tradition White 2017
Non Tradition White 2017
Non Tradition White 2017
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Non Tradition White 2017
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Non Tradition White 2017
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Non Tradition White 2017

Non Tradition White 2017

Proveedor
CHRISTIAN TSCHIDA
Precio habitual
$ 2,595.00
Precio de venta
$ 2,595.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Vino blanco seco, memorable ejemplar de un vino 100% Uva Gruner Veltliner . Un vino que rompe las reglas, super concentrado, frutas amarillas llenas de energía y vivacidad. 

Una botella difícil de conseguir. Producción limitada, cosecha manual, despalillado y prensado con los pies. Fermenta espontánea en barricas, un porcentaje del jugo se mantiene en contacto con las pieles. Embotellado sin filtrar, sin clarificar y sin sulfitos añadidos. 


Maridaje recomendado: Salsas de tomate, carnes blancas, pescados grasosos como salmón. 

Características

Tamaño:750 ml
Agricultura: Orgánica y Biodinámica
Uva:  Gruner Veltliner
Región/ País: Burgenland, Austria
Alcohol: 12.5 %
Año: 2017


Productor

CHRISTIAN TSCHIDA

Christian tiene la fortuna de cultivar 10 hectáreas de viñedos que han estado en su familia durante 4 generaciones, desde el siglo XIX. La bodega esta ubicada en Neusiedler See, parte de Burgenland y la parte más al este de Austria, donde se producen vinos tintos y dulces.

Christian adopta un enfoque de mínima intervención en la elaboración del vino, sus vinos pasan un largo tiempo en barricas y en contacto con oxígeno, algunos hasta 5 años antes de ser embotellados. Según el mismo Christian, la clave de todos sus vinos es la prensa de canasta que usa. Utilizando sólo una ligera presión, logra extraer el mejor jugo de las uvas. El resto del mosto y jugo lo regresa al viñedo, en una preparación especial para ayudar a la salud de las viñas.

A partir del 2015 sus vinos se elaboran sin adición de sulfitos. Los vinos nunca son trasegados y se embotellan a mano para preservar la frescura y dejar un poco de dióxido de carbono para ayudar a la preservación del vino.