Por nuestro 1er aniversario ¡10% off en toda la tienda! Válido del 10 al 16 de mayo 2021

Sangiovese Stupefacente 2020
Sangiovese Stupefacente 2020
Sangiovese Stupefacente 2020
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Sangiovese Stupefacente 2020
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Sangiovese Stupefacente 2020
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Sangiovese Stupefacente 2020

Sangiovese Stupefacente 2020

Proveedor
LUCY MARGAUX
Precio habitual
$ 998.00
Precio de venta
$ 998.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Maceración carbónica durante 8 días en barrica de madera de 2400 L. Después es prensado y completa la fermentación y crianza en barricas de 500L. Sin sulfitos añadidos.
La cosa con el Sangiovese es que es demasiado bonito y radiante, el resplandor carmesí que irradia es muy atractivo. Exquisito rubí oscuro, con notas de ruibarbo, corteza de canela con flor de cerezo bailando como hadas en la marea de primavera. El paladar bien estructurado te permite saber que no es una niña y su juego siniestro romántico maduro deja una cama seria de tanino sutil.

 

Características

Tamaño:750 ml
Agricultura: Orgánica
Uva: Sangiovese
Región/ País:Basket Range, South Australia
Alcohol: 12.5%
Año: 2020

Productor

Lucy Margaux

Anton Van Klopper es considerado uno de los guerreros del movimiento del vino natural. Su colorida gama de vinos atrae mucha atención por la vibra y sensación única. Sus vinos se elaboran sin ninguna adición, estrictamente sin sulfitos añadidos. Probar los vinos de Lucy Margaux sin duda alguna te abrirán un mundo nuevo.

Para Anton, “el ‘vino natural’ es simplemente vino hecho de uvas. Pero es mucho más que eso, porque natural es lo contrario a ambición, capitalismo, químicos ó control. Es una metamorfosis para permitir que el arquetipo de bebida se forme. Por lo tanto, una persona ambiciosa no puede hacer vino natural, tienes que formar una relación con las vides que producen tu fruta, y sería un pecado manipularlas con químicos, así es que tienen que ser cosechadas de manera orgánica. Adulterar el trabajo de la naturaleza, filtrando, clarificando, o poniendo aditivos, incluyendo sulfitos en pequeñas cantidades, no es natural”. 

Orgulloso de ser parte de este tipo de productores, Anton considera que la parte más complicada de hacer vino natural es convivir con las personas críticas y dubitativas que prefieren la receta sobre la artesanía.