4to ANIVERSARIO SALVAJE ¡Descuentos en toda la tienda!

¿Qué es un vino natural?

¡Nos encanta beber y hablar de vino! Sabemos que puede ser confuso entender los conceptos que existen alrededor de esta bebida. En los últimos años el vino natural ha tomado fuerza en muchas partes del mundo, abriéndonos las puertas a nuevas experiencias, vinos más ligeros y fáciles de tomar,  jugosos, nublados y con sedimentos, con etiquetas modernas, y con sabores diferentes e incluso raros e interesantes. En pocas palabras, un vino natural es como la alternativa “artesanal” del vino convencional, pero ¿qué debe cumplir un vino para ser llamado vino natural?

Aquí te dejamos varios puntos importantes que te ayudarán a identificar un vino natural.

1. Son de agricultura orgánica o biodinámica

La forma en la cual se cultiva la viña es un punto muy importante. Todos los vinos naturales son producidos a partir de uvas de agricultura orgánica, biodinámica o una combinación de ambas. En estos tipos de agricultura no se permite el uso de químicos en el viñedo como fertilizantes, herbicidas, insecticidas, etc. Se enfocan en tener una tierra sana y en mantener la biodiversidad en el viñedo, en donde otros cultivos y animales, junto con el viñedo, forman parte de un mismo ecosistema.

La agricultura biodinámica se guía también con el ciclo lunar para hacer las prácticas o trabajos en el viñedo. Tiene un enfoque más holístico. 

2. Hacen fermentaciones con levaduras indígenas

Este punto es clave,  la fermentación en los vinos se hace con levaduras que transforman el azúcar de la uva en alcohol. Existen levaduras comerciales que se pueden comprar y utilizar para tener un mejor control de la fermentación. Sin embargo, en los vinos naturales las levaduras que se usan son únicamente aquellas que se encuentran naturalmente en la uva (levaduras indígenas), teniendo una fermentación menos controlada, pero con características que representan verdaderamente el lugar de donde proviene la uva.  

3. No se usan aditivos en el proceso

Existen diferentes aditivos que se le pueden agregar a un vino durante su proceso en bodega para “corregir” defectos o errores y como conservadores. Ejemplos de estos aditivos son ácido tartárico, productos de origen animal como huevo, derivados de leche, gelatinas de pescado o de cerdo, sulfitos, entre otros. La filosofía de los vinos naturales es no agregar ni quitar nada durante el proceso de elaboración del vino, por lo que no se usan aditivos en su proceso. El uso de sulfitos está permitido en muy bajas concentraciones en los vinos naturales, pero muchos de los productores prefieren no agregarlos haciendo que los ingredientes de la mayoría de los vinos naturales sea sólo uno: Uva.

4. Su producción es pequeña

Para los productores de vino natural, hacer este tipo de vinos es también un estilo de vida y una filosofía de respetar el medio ambiente, nuestros cuerpos y lo que nos ofrece la naturaleza. Aparte de no usar aditivos, se intenta también usar un mínimo de maquinaria, haciendo de los vinos naturales un producto de trabajo intenso. El resultado son producciones pequeñas y muy limitadas, convirtiendo a los vinos naturales en un verdadero tesoro.


Esperamos que estos puntos te sirvan de guía al momento de escoger tu próxima botella. Todos los vinos en Salvaje Vinos son naturales, ¡te invitamos a que pruebes uno de nuestro catálogo!

Dejar un comentario